NOTICIAS

 
LA ENTREVISTA HOY: Juan Antonio Pujol Fructuoso Biólogo Municipal
 

“Pretendemos reintroducir todas las especies autóctonas que han ido desapareciendo”

 
Viernes 11 de noviembre de 2016 0 comentarios
 

Juan Antonio Pujol es Doctor en Biología por la Universidad de Murcia. En la actualidad, además de su labor municipal, continúa en contacto con el mundo académico e investigador, centrando sus intereses en el análisis histórico de los cambios acaecidos en los ecosistemas terrestres y marinos del sureste ibérico.
A lo largo del último año desde la Concejalía de Medio Ambiente se están llevando a cabo replantaciones de flora autóctona, ¿a qué se deben estas actuaciones?

Aunque muchas personas piensan que el Parque Molino del Agua de La Mata es una zona verde más, realmente se trata de un Espacio Natural Protegido de la Comunidad Valenciana, con la figura de Paraje Natural Municipal. Con el desarrollo urbanístico del litoral, estos arenales y dunas se han reducido de manera drástica, no solo en Torrevieja, sino en toda la costa mediterránea española. Su desaparición también ha motivado la rarefacción de una serie de especies vegetales que solo son capaces de vivir aquí, cuando no su extinción local. Afortunadamente poseemos estudios históricos de la presencia de especies como la zanahoria marítima o la campanilla de mar en nuestras dunas, y fundados indicios de otras como la sabina o enebro marítimos. Lo que se pretende es reintroducir todas estas especies que una vez estuvieron presentes, así como restaurar las dunas con el resto de vegetación propia de ellas. Por ejemplo, una de las especies que se pretenden establecer de nuevo es la algodonosa, de la que solo queda un ejemplar y que fue citada en la zona por el botánico Antonio José Cavanilles en el siglo XVIII. Otra de las actuaciones importantes es el “Programa de recuperación de la Jarilla cabeza de gato” que se inició el año pasado. Se trata de una especie vegetal cuya mejor población ibérica se encontraba en la franja litoral del sur de la provincia de Alicante, y para la que la UE propugna la creación de zonas especiales de protección.

En el Molino del Agua, previamente, se han eliminado especies de flora invasora ¿realmente supone un peligro grave la aparición de flora y fauna invasora en nuestra zona?

Es un tema realmente complejo, pero en líneas generales las especies invasoras, tanto de flora como de fauna, pueden causar desde pequeñas alteraciones en los ecosistemas, a graves transformaciones con importantes implicaciones económicas. Por ejemplo, sobre la reciente aparición del cangrejo azul en la desembocadura del río Segura, se ha comprobado que afecta a las poblaciones del apreciadísimo langostino de Guardamar; o por su parte, la expansión de la almeja asiática en sistemas de riego tradicionales de la Vega Baja podría a su vez implicar inversiones económicas para que tales infraestructuras continúen operativas.

¿Está provocando alteraciones en la flora y fauna autóctona este clima cada vez más suave?

La tendencia al alza de las temperaturas en un contexto claro de cambio climático es un hecho indiscutible para toda la comunidad científica. Recientemente, la prestigiosa revista Science publicó un trabajo del Centro Nacional Francés de Investigaciones Científicas (CNRS), en el que se dibuja un panorama desolador para el 2100 en nuestra zona, en el supuesto de que se confirmen los peores escenarios, con sustitución de los ecosistemas a los que estamos acostumbrados, por otros propios de ambientes más áridos, con una importante pérdida de biodiversidad. Pero lo curioso es que cualquiera que preste atención ya puede notar los cambios: el calentamiento del agua del Mediterráneo está provocando la entrada de especies tropicales que, ocasionalmente, ya se pescan en aguas de Torrevieja (peces globo, pez corneta rojo), mientras que prácticamente en todo el litoral se puede encontrar al cangrejo araña y otros invertebrados tropicales. En el ecosistema terrestre, es evidente la alteración en el ciclo normal de los escarabajos denominados barrenillos del pino, que están acabando con masas forestales enteras (por ejemplo la sierra de Orihuela) y que puede ser parte de la sustitución natural de especies en el proceso de cambio de ecosistemas antes referidos. No hay que olvidar que estos barrenillos, por una parte, se ven beneficiados por las temperaturas suaves y, por otra, tienen en los pinos debilitados por la sequía a sus principales víctimas. La aparición de enfermedades tropicales que todos tenemos en mente, entre otros factores, también es debida a que las rutas migratorias están cambiando y a que hay especies que se están aclimatando a zonas donde antes no podían vivir, todo ello con el trasfondo del calentamiento global.

¿Está concienciada la ciudadanía de que es fundamental cuidar y mantener nuestro ecosistema? ¿Qué más se puede hacer para ello?

Es complicado. Creo que hay una mayor sensibilización, aunque dista mucho del óptimo al que deberíamos aspirar. Por ejemplo, es desolador ver la gran cantidad de desechos abandonados en el Parque Natural por algunas personas que se suponen aprecian ese espacio. Por otro lado, cada vez hay más información sobre temas como el calentamiento global, el despilfarro de recursos o la necesidad de conservación de especies y zonas protegidas, pero ¿Cuántos ciudadanos estarían dispuestos a asumir compromisos personales que incluso pudieran suponer un cambio importante en su forma de vida? O por ejemplo, ¿Cuántos estarían dispuestos a prescindir de pasear o realizar ciclismo, escalada o rutas senderistas por determinados lugares, o en determinados meses del año en aras de la conservación de los espacios naturales o las especies que viven en ellos? No es raro que algunos sectores se sigan tomando a chanza la protección de la zanahoria marina o los murciélagos… Queda mucho camino por recorrer y el tiempo apremia.

Como biólogo municipal ¿qué se podría hacer o debería hacer para que Torrevieja fuese una ciudad “más verde”?

Esta cuestión debería ser un debate abierto liderado por todo el arco político y con participación de la ciudadanía, todo ello asesorado por personal técnico de distinta formación. La tendencia al crecimiento de las ciudades hasta convertirse en auténticas conurbanizaciones (un claro ejemplo es Torrevieja y su zona geográfica de influencia) provoca una pérdida de naturalidad de estos espacios geográficos, con una disminución progresiva tanto en la cantidad como en la calidad de los espacios verdes. Una forma de afrontar dicha problemática pasa por el correcto diseño de los espacios verdes urbanos y periurbanos, de tal forma que sean capaces de enfrentarse a la pérdida de biodiversidad urbana y potenciar una serie de servicios ambientales, como aumento de las zonas de sombra, descenso de la temperatura, reducción de la contaminación, o la creación de ejes para el esparcimiento de los ciudadanos.

 

Comparte este artículo

 
 
 

Comentarios

 
 
 

LA ENTREVISTA

“Con mi nuevo trabajo discográfico pretendo llegar a un público más variado”
Quique Montes. Cantautor torrevejense. 17 de noviembre
“La imagen actual que está ofreciendo el Barça está perjudicando a las peñas”
Santiago Tornero Pérez. Presidente de la Peña del F.C. Barcelona de Torrevieja. 7 de noviembre
“En dos o tres años podrán observarse los resultados de este proyecto pionero”
Santiago García Rivera. Investigador del Departamento de Ciencias del Mar de la UA . 20 de octubre
“Ser maestro es gestionar con ilusión y cariño el futuro de muchos niños y niñas”
Ricardo Recuero Serrano Director del Colegio “Ciudad del Mar” Nominado a Mejor Docente del Año 2017 6 de octubre
“La dificultad del pentatlón radica en la cantidad de pruebas a entrenar”
LA entrevista hoy: Jorge Sánchez Simón Campeón de España M35 pruebas combinadas de Pentatlón y Decatlón 1ro de septiembre

Periódico Santa Pola © Copyright 2014, todos los derechos reservados.

Diseño: Baluarte Comunicación s.l.